Trutruka
IMG-8358.jpg
IMG-8359.jpg
IMG-8360.jpg

La trutruka se trata de una trompeta de caña con el tuve recto, cilíndrico, con una bocina que amplifica el sonido y que se toca expulsando el aire. Esta se presenta en dos tipos: uno de tamaño grande, que alcanza hasta 8m , y el otro de tamaño pequeño, 1,5 y 2m, si bien es posible encontrar ejemplares de tamaño intermedio, las diferencias de nomenclatura vernácula permiten separarlos en tipos diferentes, lo que sin embargo no alcanzan a diferenciar usos y funciones, por lo que serán tratadas en conjunto.

 

La truktruka se fabrica con una caña de koliu (colihue) maduro. Lo primero es seleccionar el largo deseado (mientras más largo más grave es el sonido. Se corta, se emparejan ambos extremos y se raspan y alisan sus coyunturas con el cuchillo. Luego, se procede a partir el koliu a lo largo con el cuchillo en dos mitades iguales. Se recomienda partir y ahuecar el koliu pronto después de cortarlo, para evitar su resecamiento. Se abren unos 50cm con el cuchillo y se apoya el extremo abierto en el tronco de un árbol, empujándolo lentamente cuidando de mantener derecho el corte por el centro exacto del koliu guiando el cuchillo para no desviar el corte. Luego se ahueca, sacando el piuke (corazón) con el kawichke, un cuchillo especial. En seguida se colocan nuevamente las dos mitades en su posición original, se ponen hojas de ñocha a lo largo de ambas uniones y se amarran firmemente con una cuerda de ñocha, de crin de caballo o de lana de oveja en espiral a todo lo largo. Luego, se forra con una tripa de caballo que queda a manera de funda en toda la extensión del koliu. Si no alcanza una sola tripa se utilizan dos y la unión se sella con otra tripa espiral. Al secarse, esta tripa se adhiere al tubo dándole gran firmeza y evitando cualquier escape de aire. Se usa también tripa de vaca o de oveja, y en su defecto se reemplaza por tiras de piel y otro material que se tenga a mano.

 

La bocina llamada mola o müta mansun se hace con un cuerno de vacuno cortado en la punta, que se mete a presión en el extremo mas grueso de la caña y se refuerza con una amarra de ñocha o lana para que no salga del tubo. Para la embocadura, llamada ufürwe se practica un corte en bisel en el extremo más angosto del tubo. El corte se adapta a las preferencias de cada ejecutante. Normalmente es un corte oblicuo, en ocasiones se deja un segmento más largo en el extremo. Cuando la caña es muy ancha se hace un corte recto dentro del cual se inserta una caña con el corte en bisel, con lo que se reduce su diámetro y al mismo tiempo se evita el contacto de los labios con la unión de ambas mitades del tubo, que además de ser molesto, produce escapes de aire.

 

Este modelo lo encontramos en la mayor parte de la Araucanía, incluso en el lado argentino.

La trutruka se utiliza como integrante del conjunto de instrumentos que participa en las ceremonias y también como instrumento solista, para acompañar cantos episódicos.