Cajón Peruano

Antes de empezar a contar un poco sobre la historia de este hermoso instrumento queremos contarles un poco sobre el origen de algo mucho más profundo que el instrumento… Los ritmos afroperuanos llegan al Perú a través de los esclavos africanos provenientes del Congo, estos llegaban a la costa centro (Lima) o al sur del país (El Carmen, Cañete) y antes de que se creara este instrumento el ritmo lo producían a través del zapateo, clásico en los habitantes de esta zona que ya les comentábamos.

Todo esto nace ya que se le prohibía a los esclavos tener tambores, esto provoca que los esclavos buscaran otras alternativas para poder seguir conservando su identidad. Utilizar sillas, mesas, cajas o cualquier otro artefacto de madera que al golpear con la mano produjera una importante sonoridad les era de utilidad.

 

 

Así con el paso del tiempo el cajón peruano fue producto de una persecución de origen afroperuano y es uno de los pocos instrumentos donde el músico se sienta sobre él. Se tienen datos de su existencia en Perú desde los inicios del siglo XIV. 

El cajón Peruano no tiene mas de 50 años en su forma actual. Antes solo acompañaba marineras y festejos; luego, al empezar las grabaciones. Se incorpora al vals. Ha habido muchos intentos para mejorar el cajón, pero no han tenido mucho arraigo, pues los músicos siempre prefieren acompañar con el cajón normal.